Sastre recordó El Madrynazo, un hecho histórico para la ciudad

El Intendente de Puerto Madryn pidió tener presente los acontecimientos que marcaron a la localidad. Puntualmente, se puso en valor lo sucedido el 10 de septiembre de 1984, cuando vecinos evitaron el aprovisionamiento de un buque estadounidense

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, recordó un hecho trascendental en la historia de la ciudad: El Madrynazo. En la jornada de hoy, el Jefe Comunal estuvo en el playón donde está ubicado el monumento en homenaje a los combatientes de Malvinas y donde hay un cartel rememorando el acontecimiento que ocurrió el 10 de septiembre de 1984.

Al respecto, el Intendente dijo: “Hoy estamos recordando un hecho trascendental que marcó la historia de nuestra ciudad, como fue El Madrynazo. Esto se dio en un momento muy sensible para todos los argentinos por lo que significó la Guerra de Malvinas y en Puerto Madryn había muchas cosas que vivimos en primera persona”.

Además, el Jefe Comunal manifestó: “Es muy importante que no dejemos olvidados estos acontecimientos porque han marcado nuestra historia, fueron muy importantes. El recuerdo de estos hechos, el reconocimiento a nuestros combatientes y mantener siempre viva la memoria, nos ayudará a pensar el presente y planificar nuestro futuro”.

El Madrynazo

El Madrynazo recuerda al hecho que ocurrió el 10 de septiembre de 1984. En ese entonces se desarrollaba el operativo “Unitas”, que había iniciado en 1959, entre la marina de Estados Unidos y algunos países latinoamericanos, con el objetivo de actualización de doctrinas y tácticas militares.

En la fecha específica, la población que vivía en Puerto Madryn realizó una movilización para impedir que la flota norteamericana, que se encontraba en las aguas del Golfo Nuevo, se reaprovisionara en el puerto local. En el Muelle Almirante Storni, miles de habitantes se convocaron con banderas argentinas y pancartas para manifestarse.

En primer lugar, los ciudadanos se autoconvocaron en diferentes puntos de la ciudad, con el objetivo de impedir el arribo extranjero, ya que se lo consideraba como un atentado al sentimiento nacional. Específicamente, la tarde del 10 de septiembre de 1984 los habitantes se congregaron en la Plaza San Martín, frente a la Municipalidad, avanzando por las calles Mitre, Mosconi y Domecq García, hasta llegar al Muelle Almirante Storni, entonando las estrofas del Himno Nacional Argentino.