IPV Chubut. Algo huele mal

 

Por Luis Dupuy

dupuy2019@gmail.com

 

El primer mandatario tomó juramento a Ministros y al nuevo presidente del Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano, Juan Martín Bortagaray, quién reemplazo a un honesto y probo funcionario, el Arquitecto Alejandro Bertorini.

 

El criticado Instituto Provincial de la Vivienda, hace acordar a William Shakespeare, que en su obra Hamlet, escribiera. “algo huele mal en Dinamarca”, ya que  las cosas no marchan nada bien en el IPV Chubut por causa de la corrupción.

 

Veamos uno de los tantos casos que deberían ser tarea a encarar y solucionar por el Presidente entrante del IPV. El relato tiene ya sus años, pero tiene total vigencia en cuanto a la práctica que denuncia un muy respetado Contador de Comodoro Rivadavia que nos dio este testimonio.

 

“Através del IPV se hace un excelente negocio. Pagás de cuota $ 500 por una casa que no habitás y que alquilás a $ 3.500 mínimo en Comodoro Rivadavia. Esta circunstancia la conversé con Martín Buzzi cuando era Ministro de la Producción y me decía si tenía constancia de ello. Solo basta recorrer avisos en Crónica y El Patagónico y ver cómo alquilan “casas de plan” con hipotecas no canceladas cuando por contrato de adjudicación está expresamente prohibido no solo la locación sino el comodato. El chequeo es más simple: con los medidores de luz. De aquí se estima que un 50% de las viviendas del IPV no están habitada por sus adjudicatarios. En resumen otro de los tantos negocios privados con fondos públicos. Roza la corrupción o es consentida? Digo.”

 

Como se desprende del relato el comentario realizado por este vecino, cuyo nombre mantenemos en reserva, al ex Ministro de la Producción se habría efectuado entre el 2003 y el 2007, vale decir en el primer mandato del Gobernador Mario Das Neves.

 

Casos con testimonios sobre similares situaciones conocemos varios. Más aún, hemos constatado que un ex funcionario que ocupara un muy alto cargo en el IPV Chubut durante los dos primeros gobiernos de Das Neves, alquilaba la vivienda que oportunamente recibió del IPV en la ciudad de Trelew, sin estar cancelada.

 

El tema de la incalculable cantidad de  viviendas del IPV Chubut que actualmente estarían alquiladas, es uno de los que deberá afrontar el nuevo Presidente del Instituto, de quien se dice tiene experiencia como funcionario de muchos años.

 

Juan Martín Bortagaray actualmente está siendo investigado por la Oficina Anticorrupción del Chubut por episodios acontecidos cuando era Intendente de la ciudad de Dolavon,. Conocedores del mundo político al enterarse de que reemplazaría al jóven y muy respetado Alejandro Bertorini, recordaron aquella frase de la obra Hamlet, “algo huele mal en Dinamarca”. El tiempo dirá si tenían razón, o fue un pre juzgamiento más de los tantos que abundan en Chubut.