Sin haber pasado un mes de haber asumido las nuevas autoridades municipales ya se han transformado en un “no” a las realizaciones. Ya antes de asumir habían desestimado hacer en enero la Fiesta Nacional del Cordero –ya resulta difícil creer que se haga en noviembre como prometieron- y si bien habían anunciado que en su lugar el énfasis estaría en los recitales de la costa con Diego Torres; Vicentino y un cierre con Palito Ortega, los números principales se han caído, precisamente por una cuestión de números.

Lo que sorprende es que los contactos con los artistas se iniciaron durante la anterior gestión, pero siempre con la aprobación de las nuevas autoridades e incluso en el caso de Vicentino han habido contactos posteriores al 10 de diciembre y recién “descubren” que es caro 20 días después de asumir….

Escasez de previsión; escasez de visión; falta de idoneidad?, lo concreto es que ahora el jefe de gabinete anunció en rueda de prensa que habrá un fuerte respaldo a los artistas locales. Lógico es ello si se piensa que los números masivos nacionales ya no existen y se mantiene Santaolalla y Bajofondo, que son músicos de excelencia pero no para recitales en la costa.