Un mail promueve la figura del represor Jorge Rafael Videla

Una cadena de correos electrónicos recibida en nuestro mail, promueve la figura del represor, condenado

Una cadena de correos electrónicos recibida en nuestro mail, promueve la figura del represor, condenado en varias oportunidades por crímenes de lesa humanidad. Si bien es clara nuestra postura en torno al respeto a las instituciones y al orden constitucional, en cuyo ámbito fue juzgado y condenado el represor, responsable de uno de los peores genocidios de la historia Argentina, la publicación del texto obedece a dar un alerta a la ciudadanía sobre la existencia de este tipo de grupos, que promueven, a nuestro modesto entender, una alteración o violación al normal funcionamiento democrático de nuestra Nación, que tanto trabajo y sangre costo; que llevó a que la Argentina sea víctima de décadas de opresión social y económica.

A continuación transcribimos el correo recibido en nuestra mesa de trabajo

Camaradas de Fuerzas Armadas y de Seguridad:

Por intermedio de esta notificación inicial, ponemos en vuestro conocimiento que hemos formalizado la creación de este servidor de correo electrónico, para iniciar entre todos nosotros y toda la Civilidad que desee incorporarse a nuestro grupo, la reconquista de la Nación Argentina .

Y junto a ella, el saneamiento de todas las Instituciones Publicas y Privadas que hacen a su estructura orgánica.

Con la gestación de este servidor de e mail, los invitamos, para que juntos alcancemos en el tiempo más breve, el objetivo de destruir por cualquier método útil, a este mórbido y malsano gobierno.

Dicha consigna, será desde hoy nuestro estandarte que añadiremos a Nuestra Bandera Nacional, como parte integrante de ella.

Hemos tomado con orgullo y prestancia, el nombre del asesinado Teniente General Jorge Rafael Videla, porque somos de la idea, que su figura, servirá de suficiente argamasa, para unir a un Compatriota con otro, en esta lucha desigual que tendremos por delante.

Pero que descontamos, nos insuflará del valor necesario para cumplimentar nuestro objetivo esencial.

Lanzamos esta humilde pero certera Proclama, para todos los uniformados, que en su momento eligieron desinteresada y voluntariamente servir a la Patria.

Y que hoy se ven privados de hacerlo, por la muy bien rentada y férrea autoridad de Oficiales Superiores e incluso Jefes, que se inhiben voluntariamente de desenvainar sus sables, para ponerse al frente de sus subordinados para restaurar la dignidad Argentina, que ha fenecido de la mano de la corruptela más abyecta de la que se tiene memoria.

Invitamos pues a toda la Oficialidad y Suboficiales de todos los grados, para ejecutar este inexorable plan de saneamiento, entre nuestras propias filas, primero, desconociendo la cadena de comando, incluso clandestinamente en un comienzo.

Para que cuando nos sintamos con la suficiente fuerza numérica, desplazar a todas las Jefaturas cómplices del gobierno, que se encuentran hoy, enderezadas en perpetuarse en la recepción de jugosos sobresueldos, abonados con fondos de la Secretaría de Inteligencia del Estado, por fuera del escalafón salarial vigente y por ende a espaldas de la tropa.

Creemos que ha llegado la hora, de sincerarnos con nosotros mismos, para que nuestros hijos y nietos, no nos señalen en el mañana, como coautores de la destrucción de la República, por nuestra simple inacción y cobardía.

En espera que este mensaje de bienvenida, pueda sortear con éxito la veda informativa que los Jefes de Estado Mayor de Ejército, Armada y Fuerza Aérea, tienen implementada, nos despedimos de todos nuestros Camaradas con un simple ¡VIVA LA PATRIA CARAJO!