El Intendente visitó las obras ya finalizadas de la Asociación, las cuales cuentan con amplios espacios para la concreción de un centro de día y también con infraestructura para desarrollar labores de rehabilitación. El Municipio donó la parcela en donde se construyó el edificio

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, recorrió las obras que se hicieron en el nuevo centro de la Asociación para la Educación y el Desarrollo de Personas con Déficit Intelectual y/o Motor (EDDIM). El edificio funcionará como un centro de día y cuenta con un espacio específico para rehabilitación y actividades varias que se vienen planificando para esta nueva etapa.

El Municipio le adjudicó la parcela a la Asociación, la cual tiene una dimensión de 22,66 metros de frente por 38,99 metros de fondo. Además, tiene salida a dos calles: Por Roberto Williams y Avenida Juan XXIII entre Vicente López y Planes y Luis María Campos.

El Jefe Comunal estuvo acompañado por la señora Nelida Taira, la viceintendenta Noelia Corvalán; la secretaria de Obras Públicas y Desarrollo Urbano, Lucía Taylor; la secretaria de Desarrollo Comunitario, Lucila González; la subsecretaria de Gobierno, María Isabel Zárate; el subsecretario de Atención Primaria de la Salud, Roberto Neme; y el concejal Marcelo Vaccaro.

Espacio para la comunidad

Al respecto, el Intendente dijo: “Es un orgullo hoy poder contar con un espacio como este en la ciudad. Sabemos la importancia que tiene esta institución para la comunidad y que mejora considerablemente la calidad de vida de los habitantes de Madryn”.

Además, Sastre remarcó: “Son una institución muy importante para la ciudad y para la sociedad en su conjunto. Siempre los vamos a apoyar en todo lo que esté a nuestro alcance, cuentan con nosotros y seguiremos trabajando de manera sincronizada”.

Sueño hecho realidad

Por su parte, Nelida Taira presidenta de la Asociación EDDIM agradeció el acompañamiento y el apoyo de la Municipalidad de Puerto Madryn, destacando que “esto es un sueño de muchos años. Yo había hecho el diseño del centro que actualmente tenemos en la década del 90’ y hoy se hizo realidad”.

Puntualmente, el nuevo centro cuenta con instalaciones para concretar una huerta, deportes adaptados y actividades físicas, una cocina adaptada, un jardín japonés que servirá cono lugar de relajación. Igualmente, se planifica la creación de un pequeño hogar dentro del mismo terreno.

También hay una oficina, dos aulas, tres consultorios, un lavadero, dos baños, un baño adaptado para personas con discapacidad motora, una sala de máquinas, cuarto para guardar alimentos, un sum, patio con juegos y dependencias de servicios.