Fue junto a los trabajadores municipales y la prensa local donde agradeció el compromiso y los convocó a redoblar los esfuerzos para seguir mejorando la calidad de vida de los madrynenses 

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, encabezó este miércoles distintos brindis para despedir el 2020, el tradicional con los empleados de las distintas áreas del Municipio y otro con quienes se desempeñan en los medios locales.  “Sin dudas fue un año atípico que significó redoblar los esfuerzos para estar presentes como Estado en cada sector de la comunidad que nos necesitó. Infinitas gracias por el compromiso con nuestra gestión”, destacó el Jefe Comunal. 

“Nos tocó atravesar un año atípico muy duro, hubo que improvisar, pero por suerte y dentro de todo lo que nos ha tocado vivir, estamos cerrando un año con porcentaje positivo. Sin dudas, que podamos estar terminando el 2020 con la aplicación de las primeras dosis de la vacuna contra el COVID-19 es un dato muy importante. Porque habla del cumplimiento de la palabra que había dado el presidente de la Nación, Alberto Fernández, al inicio de esta pandemia”, destacó en ese marco. 

Además, añadió que “a pesar de la cuarentena, seguimos avanzando con las obras y los planes propuestos en distintos puntos de la ciudad y en esto tengo que ser muy franco, tengo un gran equipo de trabajo, un buen gabinete, con quienes paralelamente fuimos atendiendo la situaciones y trabajando. Gracias al esfuerzo de este equipo que trabaja 24 por 7, no descansa y tiene el compromiso con la sociedad que uno como Ejecutivo ha solicitado”. 

“El próximo año vamos a tener una fuerte reactivación económica a través de la obra pública que impulsará el Gobierno Nacional. Y eso será mediante varios de los programas que hemos firmado, como el ‘Argentina Hace’ por ejemplo; donde tenemos obras por alrededor de 600 millones de pesos que van a empezar a cambiar la realidad y la calidad de vida de todos los madrynenses”, explicó el Intendente. 

Por último, Sastre sostuvo: “A los vecinos decirles que vamos a seguir trabajando de la manera que lo venimos haciendo, cada día comprometiéndonos más. La obligación y el compromiso que me ha dado la ciudadanía de Puerto Madryn no es menor, es la ciudad donde nací, y donde sin ningún tipo de dudas, voy a terminar mi vida, la ciudad donde han nacido mis hijos, donde vivo con mi familia y tengo trabajar absolutamente todos los días dando el máximo, no solamente para que la gestión sea buena sino para que cada madrynense tenga ganas de amanecer, levantarse y vivir en una ciudad que sea digna de ser vivida”.