¡¡¡Que insensibilidad,  han extraído fondos del ámbito hospitalario!!!

El gobierno, mediante Decreto 835/2017, firmado por el gobernador Mario Das Neves  y el ministro de economía Pablo Oca,  han desafectado tres partidas de dinero que estaban destinadas para prestar servicios a pacientes indigentes y discapacitados del hospital público.

Los han despojado de  las siguientes partidas: $ 1.900.000 destinado a emergencias y derivaciones médicas; $ 2.500.000 al Programa  Federal de Salud (PROFE)  y $ 5.500.000 para abastecimiento de medicamentos e insumos médicos. Los $9.900.000, se han usado para el pago de intereses de la deuda pública, según consta en el decreto referido. Ver LINK:    http://bit.ly/2xK09A7

Si pretenden justificar este traspaso  de dinero,  diciendo que había un excedente en la asignación de estos rubros, esto sería una burda patraña, ya que por “falta de presupuesto”  ya estaban restringiendo  las derivaciones a centros especializados, la atención de los pacientes del PROFE (discapacitados, entre otros) había declinado  a un nivel muy bajo y la escasez  de medicamento e insumos básicos era dramática. Obviamente desde ahora la situación va a empeorar.

La Fundación FUSSO reprueba enérgicamente  esta disposición desalmada.

Dr. Fernando Urbano. Médico sanitarista. Presidente de la  Fundación FUSSO