El máximo órgano judicial confirmó la anulación de la mesa de Madryn. Ahora, el Tribunal Electoral decide si llama a elecciones