NUCLEO POLITICO PATAGONICO: Por la unión política de los trabajadores/as y el pueblo.

Comunicado de prensa

Ocurrió lo previsible, aunque antes y más crudamente de lo previsto, El gobierno y sus frágiles aliados deberán afrontar la realidad de una economía sin cimientos. En un mundo en crisis, sin estructuras sociales y políticas de ningún tipo, para articular un poder, carente además de una interpretación lucida de la coyuntura, y ausencia de toda y cualquier perspectiva estratégica.

El choque entre trabajadores/as, estudiantes y el pueblo con el gobierno tendrá efectos desdoblados, en el plano sindical dará lugar a una continuidad, en nuevo territorio, de las negociaciones típicas. Solo se precipita la crisis económica, confrontando con paros y huelgas por parte de los trabajadores, en reclamo de sus haberes impagos a trabajadores jubilados y activos, de la actividad del estado y en muchos casos la actividad privada, hoy controlada, por dirigentes “gremiales” que aspiran a ocupar cargos sindicales y en él Estado de la Burguesía. Es sabido que los sindicatos controlan a través de las obras sociales un fondo en todo el país de miles de millones de pesos anuales. Es justamente con este dinero descontado de salarios de los trabajadores que se paga la asistencia médica de las y los trabajadores, pero también es usado por los gobiernos, para financiar su crisis, o sea el dinero de la salud de los trabajadores, paga las deudas de los gobiernos de turno, nacionales provinciales y en muchos casos los municipales.

Los y las trabajadoras del estado del Chubut tanto jubilados como activos, planta permanente o precarizado en todas sus modalidades, se encuentran en lucha por el no pago de sus salarios trabajados, además de cortadas todas las prestaciones médicas de la obra social.

El Núcleo Político Patagónico, por la unión política de los trabajadores /ras y el pueblo, hace llegar la solidaridad y la unidad en esta lucha de la clase trabajadora, que no termina con el pago de haberes, tendremos que ser capaces de construir una independencia sindical de los estados y partidos políticos de las patronales.