Lorenzo denuncio que la creciente deuda del gobierno provincial pone en riesgo la continuidad del I.S.S.S.

“La deuda del gobierno de Mario Das Neves al Instituto de Seguridad Social y Seguros

“La deuda del gobierno de Mario Das Neves al Instituto de Seguridad Social y Seguros supera los 700 millones de pesos”, aseguró el diputado provincial Carlos Lorenzo (UCR), quien estimó que este cuadro financiero “se traduce en una situación crítica extrema de un ente en el que se asientan las esperanzas de todos aquellos que pasaron o pasan como empleados del Estado Provincial, creyendo que los descuentos practicados en sus sueldos contribuyen al sostenimiento de un sistema solidario que los alcanzará algún día”.

“No es el único problema que aqueja a este organismo previsional y social, utilizado hasta el hartazgo en los discursos oficiales  como ámbito de una supuesta estafa a los jubilados provinciales, a quienes le habrían metido la mano en los bolsillos”, añadió el legislador.

“Frente a esta situación extrema de hoy, que empuja  al ISSyS a un destino cada vez más incierto, cabría preguntarse y reflexionar seriamente quienes han sido realmente los que metieron la mano en los bolsillos de los jubilados provinciales”, afirmó.

“El Instituto de Seguridad Social y Seguros  ha sido y es reducto de desfachatados usos y acomodos partidarios y ámbito de hechos delictivos y desórdenes administrativos, con un descomunal crecimiento de su planta de personal y desplazamiento de cuadros experimentados que ha costado millonarias pérdidas para todos”, describió.

“Y en las responsabilidades nadie está exento. Tanto la actual conducción a cargo del candidato municipal por Trelew, Máximo Pérez Catán, como la anterior de Alberto Schulman han propiciado este desmanejo, sin olvidarnos de decisiones que, llamativamente, vinieron del ex ministro Norberto Yahuar, también candidato municipal, que no puede hacerse el distraído y querer ‘sacarse el lazo’ de encima’”, continuó.

Consecuencias

“El bloque de la Unión Cívica Radical ya planteó la necesidad de corregir la falta de pago de los aportes previsionales y por obra social de 7500  empleados públicos de planta transitoria en la que incurre el Poder Ejecutivo y alertó sobre las consecuencias futuras de esa decisión sobre las finanzas del Instituto de Seguridad Social y Seguros”, recordó Lorenzo.

“La planta transitoria, impulsada en su momento por el ministro Yahuar,  fue creada por ley provincial y en sus artículos se estableció un diferimento del pago de esos aportes por cinco años. Sin embargo cuando se sancionó la ley lo que se planteó fue que se trataba de aproximadamente 200 cargos pero, en realidad, después del aumento del último presupuesto aprobado, nos hemos dado cuenta que la planta transitoria supera los 7.500  cargos”, consignó.

Convenio incumplido

En el año 2006 el gobernador Mario Das Neves firmó un convenio con el anuncio de que pagaba la deuda histórica de $ 150.646.996. El convenio fue aprobado por Ley el 27 de junio de ese año, “pero sus cláusulas no se cumplieron. Es decir la deuda sigue vigente”, explicó Lorenzo.

“Un repaso de los balances anuales permite observar la evolución creciente de las deudas por aportes patronales previsionales, la obra social o el déficit de la caja policial, hasta llegar al año 2010 en el que se profundizó el incumplimiento de las transferencias que corresponden llevando la deuda del Gobierno a un monto de $ 700 millones”, añadió.

Planta de personal y controles internos

El diputado radical agregó que “la planta de personal, por su parte, pasó de 186 empleados a fines del año 2003 a  600 en la actualidad, designando en forma irregular a punteros políticos como Abel Chein en un cargo de planta con un sueldo de $ 18.000”.

“El desplazamiento de funcionarios de carrera ha generado notorios fracasos en los controles internos, provocando entre otras cosas el pago de mas de los sueldos de los jubilados bancarios durante tres años y causando  pérdidas millonarias”, indicó.

“El dinero de los empleados públicos se ha utilizado en timbas financieras como la del Fideicomiso de los Ex Agentes de YPF en donde el ISSyS invirtió  $ 22.000.000 con la certeza de no tener beneficio alguno y con la incertidumbre de no saber si recuperará ese dinero”, sostuvo.

Denuncias

“Ni hablar del pago de sobrecostos en los insumos médicos que motivaran, por ejemplo, la denuncia penal por el contrato con la firma Medixon por la provisión de prótesis, firma que ni siquiera tenía domicilio legal  reconocido”, afirmó sobre la obra social.

“Otra razón de nuestra afirmación –prosiguió- es que la variable de ajuste de los desfasajes en los contratos de la obra social son los coseguros ya que por ejemplo la resolución Nº 454/10   determina el incremento a favor de odontólogos de diez prácticas en un 10%, mientras que aumentan el coseguro de las 96 prácticas reconocidas en un 20% de promedio”.

“Este preocupante cuadro, al que se añade que el Instituto de Seguridad Social y Seguros por su condición de autofinanciado se ha transformado en reducto de acomodos políticos, nos lleva a advertir sobre el destino de este tradicional organismo, cuya real situación se disimula para no desnudar la realidad de quienes son los verdaderos saqueadores de los bolsillos de los jubilados provinciales”, enfatizó.