Intensos debates y apoyo a proyecto de la senadora Nancy González ante el Congreso de la Nación

pj

En la sexta sesión del Concejo Deliberante de Madryn la presidenta del bloque del PJ-FpV, Claudia Bard le respondió a la edil del ChuSoTo Mariela Willams que “no es mezquindad política no votar un proyecto de trata o narcotráfico. Mezquindad política es creer que, porque se presenta un proyecto con ese título, debe ser aprobado sin posiciones ni debates”. En consonancia, el presidente del bloque de UyO, Franco Albanesi, explicó que “habríamos sido políticamente mezquinos si hubiéramos dejado pasar un proyecto para que después su autor haga un papelón cuando se lo declaren inconstitucional”.

 

La vehemencia de los ediles al defender sus posicionamientos fue la principal característica de la sexta sesión ordinaria del Concejo Deliberante de Puerto Madryn, en la que fue aprobada sobre tablas, y por unanimidad, la declaración de interés legislativo del proyecto de ley que impulsa la senadora nacional Nancy González, ante el Congreso de la Nación, con el cual los trabajadores de las plantas pesqueras podrán acceder a una jubilación anticipada.

La declaración de interés fue presentada por la presidenta del bloque de concejales del Partido Justicialista-Frente Para la Victoria (PJ-FpV), Claudia Bard, quien especificó que “de ser aprobado el proyecto de Nancy González en el Congreso de la Nación, los trabajadores de las plantas procesadoras de la industria del pescado y subproductos de la pesca podrán acceder a un régimen previsional diferencial”.

La propuesta de declarar de interés legislativo el tratamiento del referido proyecto en el Congreso de la Nación recibió un acompañamiento unánime del cuerpo, y fue fundamentado en que “se trata de un Proyecto de Ley que apunta a paliar un segmento de la crisis del sector al reconocer a los trabajadores de planta de la industria pesquera derechos que ya le son reconocidos a sus pares embarcados”, añadió.

“Hay múltiples patologías vinculadas a la actividad pesquera que afectan a los trabajadores e inciden negativamente en su calidad de vida, tales como mutilaciones de extremidades por congelamiento, lesiones musculares y en la piel, afecciones respiratorias, y otras problemáticas que conducen a un envejecimiento prematuro del individuo; mientras que, establecer una jubilación especial o diferencial disminuirá la incidencia de patologías laborales y actuaría como remedio social y jurídico” remarcó.

En el mismo sentido, Bard subrayó que «ya se han establecido regímenes especiales para los trabajadores de plantas procesadoras de aves, carnes y chacinados, y aún no han sido considerados los de la pesca, a pesar que laboran en condiciones similares”.

En concreto, “el Proyecto de Ley de la Senadora Nacional Nancy González establece que los trabajadores de las plantas procesadoras de la industria del pescado y subproductos de la pesca podrán acceder al beneficio de la jubilación al alcanzar los 30 años de servicio y 55 años de edad”.

¿Mezquindades políticas o gesto para evitar inconstitucionalidad?

Por otro lado, la presidenta del bloque del PJ-FpV fue contundente al responder a la edil del bloque de Chubut Somos Todos (ChuSoTo), Mariela Willams, quien expresó que “por mezquindades políticas” aún no ha salido con despacho de la Comisión de Gobierno un proyecto pendiente desde el período 2015, presentado por la entonces concejal Xenia Gabella, para la Creación de un Comité Interdisciplinario y Multisectorial Municipal que entienda en los Programas de Concientización y Prevención del Delito de Trata de Personas.

En ese sentido, la presidenta del bloque PJ-FpV, Claudia Bard, fue enfática en que “no es por mezquindad política no votar un proyecto de trata o narcotráfico. Mezquindad política es creer que, porque se presenta un proyecto con ese título, debe ser aprobado sin posiciones ni debates”.

El presidente del bloque de Unidos y Organizados, Franco Albanesi, acompañó esa posición al explicar que “si hubiera sido aprobado sin análisis, en el que se detectaron serias falencias, habría luego sido declarado inconstitucional, ya que entre otras cuestiones alude a un organismo como AFSCA, que ya no existe, y que su reemplazo hoy tiene otras misiones”.

“Todo lo contrario, habríamos sido políticamente mezquinos si hubiéramos dejado pasar un proyecto para que después su autor haga un papelón cuando se lo declaren inconstitucional. Eso sí habría sido mezquino políticamente. No es mezquindad pedir análisis e informes, y que se expidan sobre el proyecto, a otros organismos que trabajan en cuestiones de trata”, agregó entre otras cosas.