Hijos de Santos Ramos “piden perpetua” por el crimen de su padre

publicado el 06 noviembre 2018


 

El homicidio del jubilado Eliberto Santos Ramos se produjo durante un intento de asalto en Junio del año pasado. Hay tres acusados y el veredicto se conoce mañana a las 12.30.

Puerto Madryn. Los hijos de Eliberto Santos Ramos, quien fue asesinado por delincuentes que pretendieron asaltarlo, pidieron que se haga “justicia” por el crimen. Mañana se conocerá el veredicto para Isaac Jhonston, Javier Parraguez e Iván Almonacid.

Santos Ramos tiene cuatro hijos: Vanina, Claudio, Marcos y Antonella. Y tenía 7 nietos. “Era súper cariñoso con sus nietos varones. Cuando él falleció yo estaba embarazada de su primera nieta. Él ya sabía que venía”, recuerda su hija. “Nunca llegó a conocerla”

::::

Eliberto tenía 59 años. De joven vino a Puerto Madryn, donde vivió toda su vida. A los 18 años comenzó a trabajar en Aluar, donde se había jubilado hacía pocos meses. “Él se había jubilado en Diciembre. Pero quiso pasar las fiestas en el trabajo para estar con los compañeros” cuenta Vanina, una de sus hijas.

Vanina recuerda que se enteró por las noticias. “Fue la peor parte. Yo estaba en el último mes de embarazo y vi la noticia en Facebook. No pensé que era mi papá, hasta que en la radio dijeron que era un jubilado con una Sandero negra. Se me vino el mundo abajo”.

::::

“No sabíamos para dónde ir”, dice Vanina y agradece el apoyo de la Asociación de Víctimas de la Delincuencia y del Servicios de Asistencia a la Víctima del Delito de la Fiscalía. “Uno empieza a conocer las causas. Gente que pasó por lo mismo. Uno se da cuenta que no está solo”, afirma.

::::

El juicio oral y público se desarrolla en Tribunales. Los familiares cuentan que es revivir todo nuevamente. “Primero es duro. No querés hablar con nadie, no querés decir nada, y pensás que es lo mejor. Hoy nos damos cuenta que no es lo mejor, lo mejor es contarlo. Que no quede acá”, dicen.

“Estamos en el juicio y nos mirábamos, pensar que estamos todos acá por culpa de ellos” dice la mujer, quien agrega que tras el hecho su vida cambió: “Nos perjudicó en todo: lo laboral, crianza de los nenes, en la relación de pareja. Hay días que no tengo ganas de nada, no me motiva un cumpleaños, creo que es hasta que esto pase”. Agrega: “Uno tiene que escuchar a los abogados defensores y se va con la bronca y el dolor. Es difícil, todos te dicen que sigas por los hijos y por la vida. Pero este momento no es fácil” relata.

Y piden “que la sociedad acompañe. Yo iba a las marchas, uno necesita acompañamiento. “Me preguntaba por qué no pasó a nosotros. Es la vida, nos puede pasar a cualquiera”, dicen sus hijos”.

::::

Mañana miércoles a las 12.30 el Tribunal integrado por los jueces Horacio Yangüela, Marcela Pérez y Patricia Asaro dará su veredicto.

“Yo quiero que les den perpetua. Pero les pueden dar los años que quieran, porque ellos tienen vida, ven a su familia. Están encerrados, pero es lo que eligieron” dicen los hijos de la víctima.

Santos Ramos fue asesinado por los golpes. Según el forense, lo golpearon más de cuarenta minutos. “Mi mamá me decía que murió de un golpe. Pero al estar sentada en el juicio y escuchar todo como realmente fue, es más duro. Me tapaba los oídos para no escuchar. Pero dije que no me tenía que quedar con las dudas, y fue peor. Me lo imagino a él sentado cuando lo golpeaban.

“Él era chiquito, menudito. Si estos tipos lo hubieran empujado nomás mi papá se quedaba en el molde, no era agresivo” afirma su hija.

::::::

“Hay días que abrazo a mis hijos y él llora conmigo, lo extraña mucho. Mi papá lo llevaba al jardín. El día anterior (al homicidio) a mi hijo le dieron una medalla por portase bien en el jardín. Mi papá estaba contento. La seño nos decía él estaba contento con su nieto. Ese es el último recuerdo que tenemos de tu papá. Él se acuerda de eso”, recuerda.

“Pido justicia por mi padre y que paguen por lo que hicieron. Fue ensañamiento, lo golpearon una hora. Ojalá los jueces piensen bien y le den prisión perpetua para que el día de mañana no le pase a otra persona lo mismo. Sería una señal para que la sociedad vea que la justicia existe”.

Comments are closed.