Héctor González: “Hoy el límite es Macri”

publicado el 22 enero 2019


En su 58° Aniversario, Luz y Fuerza de la Patagonia inauguró una nueva sede en Tecka

El Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia, que conduce Héctor González, celebró ayer el 58° aniversario de fundación del gremio (1961-2019) con la inauguración de una sede del sindicato en la localidad de Tecka, Chubut. En su alocución, González aseguró “hoy, el límite es Macri, porque de todas las promesas que hicieron, no cumplieron ninguna: ni la de pobreza cero, ni la lluvia de inversiones, ni los brotes verdes, o la eliminación del impuesto a las ganancias”.

En este sentido, el sindicalista remarcó que el presidente “luego de ver a las toninas y a los delfines, no dejó un solo mensaje para los chubutenses, ni para Santa Cruz o Tierra del Fuego” y destacó “son tiempos difíciles en los que tenemos que estar unidos. Macri nos tiene acostumbrados a decir mentiras y cosas que no tienen fundamente nación de ningún tipo”.

Asimismo, González celebró la inauguración de la sede en Tecka “este hecho tiene una connotación doble: ya que estamos inaugurando una nueva sede y cumpliendo 58 años de nuestra institución sindical. Simplemente, quiero transmitirles el saludo fraternal de los compañeros de la comisión directiva que hoy no pudieron estar”.

Por otro lado, volvió a manifestar su preocupación por la situación de las cooperativas eléctricas de la Patagonia “en breve mantendremos conversaciones por paritarias junto a los trabajadores del sistema cooperativo, mientras estas deben alrededor de 3 mil millones de pesos a Cammesa” y concluyó “parece que siempre digo lo mismo, pero ya no hay sinónimos para describir la situación. No nos podemos quedar sin luz porque no es solo la electricidad, sino el agua y el resto de los servicios esenciales como hospitales, escuelas, etc. La provincia no lo puede pagar”.

Sobre la política local, González recordó un hecho histórico para referirse a la posibilidad de un frente conjunto entre el peronismo y el radicalismo “había un embajador de Estados Unidos, en la década del 40, llamado Braden, y él empujaba una fórmula por entonces, que era Tamborini-Mosca contra Perón, a quien acompañaba un dirigente radical: Hortensio Quijano”.

“Nos dicen de una grieta y de discusiones y dimes y diretes, y esa fórmula, demostró que la unidad de los argentinos es posible. Hecho que también fue demostrado en el abrazo Perón Balbín, que no lo interpretamos nosotros los peronistas, ni tampoco los radicales” expresó el dirigente lucifuercista, y agregó “siempre el Partido Justicialista ha sido frentista, no sé por qué hoy hay tanto prurito para unificar un frente con el actual gobernador de Chubut Mariano Arcioni. Pasa el tiempo y al final no se logra nada”.

Del encuentro participaron además de la cúpula sindical de la organización, el jefe comunal Jorge Seitune, el encargado de Luz y Fuerza en Tecka Fabián Briones, ediles locales, afiliados, y público en general.

Comments are closed.