El sector más al sur presentó un muy alto porcentaje de by catch de merluza hubbsi y permanecerá cerrado. Arranca una temporada “atípica”.

El puerto de Rawson pone en marcha una temporada de langostino iniciada más tarde respecto a años anteriores, esta vez por cuestiones biológicas por el retraso en el proceso de crecimiento de la especie Pleoticus muelleri.

Tras la fallida apertura de la pesquería en los primeros días de noviembre y ante la presencia de langostino de muy baja talla se prohibieron los despachos de buques bajo el paraguas de una ‘parada biológica’ para reevaluar el estado del recurso.

La segunda prospección se iba a iniciar el sábado pasado, pero posteriormente se reprogramó para este lunes. El relevamiento se realizó durante tres días efectivos de pesca en tres subáreas, frente a Rawson, al sur, y más al norte. Los resultados fueron dispares entre los sectores prospectados.

En la Subárea 3 que comprende de 43º40’ al sur se reportaron lances con alto porcentaje de by catch de merluza hubbsi, y cría de langostino. La flota que operó en el sector obtuvo indicadores similares durante los tres días de operaciones. Consecuentemente, ese sector permanecerá cerrado a la pesquería por el momento.

La Subárea 2, que comprende 43º30’ y 43º40’, geográficamente frente a Rawson, y lindera a la zona donde se realizó la prospección anterior, dio relativamente bien, aseguran fuentes calificadas. No es el habitual pescado que suele haber a esta altura del año en ese sector, pero es langostino de talla comercial. Los buques participantes del relevamiento reportaron lances con predominio de L3, menor porcentaje de L2 y casi nada de L1.

A diferencia de la subárea más al sur, en esta apareció un langostino más limpio sin especie acompañante de merluza, con tallas comerciales que hicieron que se avance en su apertura por parte de la autoridad de manejo.

En tanto, en la Subárea 1, que comprende de 43º00’ a 43º20’, es decir al norte de Puerto Rawson, se encontró mayor cantidad de L1, con lances que registraron hasta un 25% de esa talla y sin presencia de merluza como especie acompañante. En rigor, de las tres franjas donde se realizó el relevamiento con la flota comercial, es donde se verificaron los mejores indicadores.

Con todo, se dejaría un ‘pulmón de escape’ entre el 43º20’ y 43º30’ donde se realizó la primera prospección, y se habilita el ingreso de las flotas artesanal y amarilla a las subáreas 1 y 2.

Así las cosas, se inicia una temporada atípica, que no ha tenido conflictos sindicales, sino que la demora ha obedecido a razones biológicas del recurso.

Fuente: Revista Puerto.