Freddy García fue condenado a perpetua: “Se hizo justicia”, dijeron los familiares de la victima

Miguel Aguilera, el enfermero asesinado en Gan Gan

“Se hizo justicia”

Lo dijeron los familiares de la víctima tras la condena de prisión perpetua para Freddy García. Agradecieron a los fiscales y al abogado querellante.

Cristina esperó en silencio. De a ratos, miraban la remera o los carteles con la foto de Miguel, su marido asesinado el pasado 30 de abril por Freddy García, cuando lo llevada desde Gan Gan a Trelew. Cuando las integrantes del Tribunal anunciaron la condena, Cristina se rindió ante el llanto contenido junto a Rosalía, la hermana de Miguel. “Se hizo justicia”, dijo, al conocer la pena para el asesino.

Freddy García esperó el veredicto con la cabeza baja. Y en ningún momento miró directo hacia donde estaban los familiares del enfermero. Durante el juicio reconoció haber sido el autor del crimen. Miguel Aguilera lo llevaba desde Gan Gan hacia el cruce de la ruta que lleva a Trelew. Le había hecho un favor, y García lo asesinó de varias puñaladas y escondió su cuerpo en una alcantarilla sobre la ruta 1. Fue detenido a los pocos días. Tenía la camioneta y le había cambiado la chapa patente. También se le secuestró el celular de la víctima y el cuchillo que usó para cometer el crimen.

“A mi marido lo mataron por hacer un favor. Él era así, buena persona, todos lo querían”, describe Cristina Hueche. «Para nosotros se hizo justicia. Igual Miguel ya no está con nosotros. Sentimos alivio, agradecemos el trabajo del fiscal y del abogado Villada”, afirmaron.

El juicio comenzó hace tres semanas. Tras lograr la condena, el fiscal Alex Williams y el querellante Carlos Villada pidieron cadena perpetua para García. La defensa pública, en cabeza del abogado Lucio Brondes, por su parte, presentó un recurso alegando que esa pena era “arbitraria, inhumana y desproporcionada” y pidió que se declare inconstitucional la pena. La medida fue rechazada por el Tribunal.

Lectura

La lectura de la pena se hizo esperar. Las juezas Patricia Reyes, Marcela Pérez Bogado y Stella Eizmendi se retrasaron casi una hora en ingresar a la sala de audiencia sobre el horario fijado. No se supo el motivo ya que no dieron explicaciones de la demora. En la lectura de la parte resolutiva, que se realizó ante una sala de audiencias colmada, declararon culpable de homicidio criminis causae (matar para asegurar la concreción de un delito o para ocultarlo) y dieron a conocer que le corresponde prisión perpetua.

Numerosos familiares y amigos de Miguel Aguilera viajaron desde Gan Gan para estar presentes en el juicio. También los acompañaron integrantes de la Asociación Víctimas de la Delincuencia y del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD) durante las extensas jornadas del juicio.

«Miguel ya no está entre nosotros y nada podrá devolverlo. Pero creemos que se hizo justicia», dijo Rosalía, que agradeció la labor de los fiscales que intervinieron en el juicio y del abogado querellante Carlos Villada.