Fallout 4: Cuando llega tu juego soñado

publicado el 03 noviembre 2015


fallout_4_cuando_llega_tu_juego_sonado_1 copia

En poco más de dos semanas, el catálogo de lanzamientos se ha vuelto loco: Guitar Hero Live, Assassin’s Creed Syndicate, Need for Speed, Call of Duty Black Ops III… Y entre tanta cosita interesante, tres estrellas que brillan con luz propia: Halo 5: Guardians, Rise of The Tomb Raider y Fallout 4. ´

Buenos tiempos, hijo

Está claro que corren la nueva generación de consolas, PC y las portátiles -a las que tengo un poco olvidades en este artículo aunque podéis añadir Shin Megami Tensei: Devil Survivor 2 – Record Breaker, BlazBlue Chrono Fantasma y Legend of Zelda: Tri Force Heroes a la lista de antes- está más sana que nunca. Si comparamos esta época otoñal con la del año pasado, la cosa ha mejorado mucho, y si nos vamos a hace dos años, ni os cuento: Buenos títulos, secuelas que parecen haber aprendido de los errores del pasado y tres Lanzamientos, así, en mayúsculas, que no tienen nada que envidiar al Metal Gear Solid V: The Phantom Pain de septiembre.

Pero dejadme que me centre en los tres grandes mencionados. Por un lado tenemos Halo 5: Guardians, que siendo exclusivo de Xbox One ya ha logrado colocarse en el número uno de ventas en casi todos los mercados, que ya está siendo disfrutado por miles de fans y que parece que ha sabido mantener la personalidad de la saga mucho más allá del Jefe Maestroy de nuestra querida Cortana.

Por otro lado tenemos Rise of the Tomb Raider, que continúa con la historia de esa nueva y más humana Lara tratando de crear una historia coherente con mucho potencial a la vez que ofrece un juego de acción y sigilo que promete mucho y que, si de verdad es como hemos podido ver estos meses, sin duda va a ser un gran triunfo en las consolas Xbox a la espera de su lanzamiento en PC y Playstation 4 dentro de mucho tiempo.

Finalmente tenemos Fallout 4

aaaa

…El Hype. 

Porque sí, lo de Halo 5 ha estado muy bien, y seguro que es mucha, pero mucha gente la que espera Rise of the Tomb Raider -a mí me toca esperar un año-, y me alegro mucho por ellos. Sin embargo, en toda esta lista de grandes lanzamientos y juegos esperados, Fallout 4 tiene algo que le hace brillar con luz propia -más que un algo, muchos algos- que le elevan a la categoría de Must Hype y que también le hace más fácil caer de forma estrepitosa si la cosa no es como todos imaginamos.

 

Y es que, desengañémonos, al margen de gustos, fobias y filias, Fallout 4 es uno de los juegos más esperados, no ya del año, sino de los últimos cinco años. Y los motivos son obvios: Por un lado, han pasado más de cinco años de su último lanzamiento, Fallout New Vegas, y éste no era de Bethesda Softworks, sino de Obsidian, y por chulo que estuviera, se notaba. Por otro lado, la presentación de Fallout 4 y el anuncio de su lanzamiento nos cogió a todos tan de improviso que el hype por la espera se multiplicó por mil. Finalmente, se trata de un maldito juego de Bethesda, de los tipos de Morrowind, Oblivion, Fallout 3 y, para algunos, Skyrim. Y ya sólo por eso la cosa se desmarca.

aaa_4 copia

La personalidad tiene un precio

Y todo el trabajo que lleva un juego de fondo, toda la labor que va más allá del juego y que hace que su universo se convierta en un ente narrador vivo, termina contando con el reconocimiento del público. Podéis llamarlo Columbia, Rapture, Dunwall, Temeria, Cyrodiil, el Yermo o como os venga en gana, pero son juegos como Bioshock, Dishonored,Witcher, Elder Scrolls o Fallout los que acaban por ofrecer mucho más al jugador por todo el trabajo de fondo. Un trabajo que incluye el hacer de sus localizaciones, de su estilo, de su mundo y de sus gentes un todo en el que se transmite la historia y a la vez se configura un escenario vivo en el que todo tiene importancia a la hora de hacernos sentir los acontecimientos que estamos viviendo y de los que a su vez somos parte.

Hace poco me terminaba la novela Bioshock: Rapture, de John Shirley, y entendía con sus páginas toda la labor impresionante que en su momento llevó a cabo Kevin Levine con su equipo. Ahora llega Fallout 4 y sueño con el momento en el que el mensajero llame a la puerta, yo desenvuelva el paquete nervioso y meta el Blu-ray en la consola a esperar esas cargas que se hacen infinitas con un batido de chocolate en las manos porque, por mucho que me guste el whisky, hay cosas que no deben cambiar nunca.

Tengo ganas de volver al refugio, de volver a ver a Vault Boy, de escuchar esas músicas del pasado levantando ecos en recónditos espacio en aparencia vacíos pero repletos de amenazas. Quiero saber que la guerra, la guerra no cambia nunca, y que el ser humano, al final, siempre tiene una nueva oportunidad. Y oye, saber esto me da mucha alegría, aunque me ponga nerviosito.

 

Fuente: http://www.mundogamers.com

Comments are closed.