Evolución Consciente (Primera Entrega)

Oscar Benítez, Coach Ontológico Certif.

Poca gente sabe que el verbo conversar proviene del latín “conversus” que significa en español convertirse. O mejor dicho “convertirnos juntos” y transformarnos a través de la palabra.

Cuando conversamos nuestros cuerpos físicos, emociones, estados emocionales, lenguaje y Algo mas que señalamos como intuición empatía, afinidad, etc. se entrelazan provocando experiencias reales de todo tipo imaginables, donde este entrelazado es en sí mismo una coherencia.

Aspectos humanos como la motivación, respeto, honra, humildad, servicio, etc. Se recrean y transforman creando realidades según nuestras formas de interpretar (escuchar) hablar y por consecuencia actuar.

El Lic. Marcelo Krynski (Crear Contextos), nos dice:   La efectividad de cualquier gestión empresaria depende más de la manera consciente en que se relacionan las personas entre ellas y con los recursos disponibles, que de los talentos unitarios o de la implementación de la mejor de las tecnologías informáticas.

Pensamos, que en esta manera consciente de relacionarnos es en donde radica el poder de la coherencia a la que nos referimos anteriormente y que a nuestro juicio juega un rol significativo en las relaciones humanas.

Ahora bien, los modelos de gestión por muchas épocas y en cualquier actividad humana ya sea  política, empresarial, profesional, organizativa, etc., se han movido dentro de contextos donde lo único que ha importado es el conocimiento, las habilidades o el saber hacer. El coaching  ha venido a irrumpir en el saber Ser, esto es conocerme a través de entrenarme en herramientas que me permitan saber para qué hago lo que hago, como juega el lenguaje corporal,  las emociones,  estados emocionales y el lenguaje en mi, en función de lo que quiero lograr.

Basta observar sin mucho detenimiento la crisis de consciencia reinante en nosotros manifestada en estados de ánimo de resignación, resentimiento, desconfianza, incomunicación, individualismo, miedo, soberbia, corrupción, queja, critica, etc.,.

Por lo tanto interpretamos que existen a nuestro juicio pocos cambios significativos en la evolución del carácter del ser humano.

En los balances de la mayoría de las actividades que realizamos no se ha podido aun cuantificar esta crisis de consciencia que nos mantiene atrapados, aunque subyace un interés generalizado por todos en la búsqueda de modelos de gestión que nos permita salir de este contexto efímero.

El Coaching muestra una dirección en la que hay que hacer foco, a todas aquellas personas que sienten en carne viva esta crisis y que no pueden cuantificarla  y se consideran a sí mismos capaces de ser artífices y liderar una nueva manera de hacer en las relaciones humanas.

La propuesta del Coaching Ontológico Profesional se enmarca como una respuesta integral a estos desafíos, aportando un conjunto de metodologías y herramientas que permiten a cualquier ser humano, ejecutivos de los niveles estratégico, directivo y operativo dotarse de la agudeza y flexibilidad necesarias para lograr “cambios con sentido” en las organizaciones donde operan a diario y en sus vidas, apostando a lo mejor de cada uno y por ende a la evolución del carácter de nuestra especie.

Para ello, resultará fundamental el involucramiento consciente en un cambio personal que tocará aspectos e intereses propios que afectarán maneras históricas y arraigadas de vincularse en las organizaciones.

Los chinos decían:

Lo que escucho lo olvido.

Lo que veo lo recuerdo.

Lo que hago lo sé.

Nosotros agregamos: Lo que pongo en consciencia, lo hago propio.

Esto último surge como una variable fundamental donde los actores sientan que se juegan algo importante en esta partida.

No alcanza sólo con participar y obtener un beneficio económico satisfactorio.

Requiere involucrarse y deponer conscientemente acciones como el ocultamiento, la mentira, las complicidades, el rumor, la queja, la crítica, la competencia y otras, a favor de una mejor calidad de coordinación en la gestión diaria teniendo como fin la Evolución del carácter humano.

Oscar R. Benítez, (Coach Ontológico Profesional Certificado) www.atisbos.com.ar