Equipo de arqueología submarina investiga naufragio en playas de Madryn

El lunes 26 de noviembre a las 18:30 se realizará la charla abierta al público “Cazadores de ballenas en el Golfo Nuevo. Arqueología de un naufragio del siglo XIX en Puerto Madryn” en el Auditorio Lobo Orensanz del CCT CONICET CENPAT, a cargo del equipo de arqueología subacuática conformado por Mónica Grosso y Cristian Murray del Instituto Nacional de Antropología (INAPL), y Guillermo Gutiérrez del Instituto de Diversidad y Evolución Austral (IDEAUS-CONICET).

 

En el año 2002 se localizaron en las playas de Puerto Madryn restos de un antiguo naufragio. Desde aquel momento, investigadores del Instituto Nacional de Antropología estudian estos vestigios. Los resultados de las primeras investigaciones indicaron que la embarcación habría sido construida en Norteamérica en el siglo XIX.

Estudios recientes revelan que se trata de un barco dedicado a la explotación ballenera. Esto, sumado a sus buenas condiciones de preservación, convierte a estos restos en un bien patrimonial de enorme potencial arqueológico. Su estudio ofrece una excelente oportunidad para el conocimiento de la actividad ballenera en la Patagonia en aquel tiempo.

Mónica Grosso es arqueóloga, buzo profesional científico e investigadora del Programa de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (Secretaría de Cultura de la Nación). Ha participado en diversos proyectos de investigación en arqueología marítima en la Patagonia. Actualmente investiga las actividades vinculadas a la explotación de recursos marinos en las costas de Chubut en el siglo XIX.

Cristian Murray es arquitecto, buzo profesional científico e investigador del Programa de Arqueología Subacuática del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (Secretaría de Cultura de la Nación). Desde hace más de dos décadas se dedica al estudio e interpretación de aspectos constructivos de embarcaciones de los siglos XVI a XIX.

Guillermo Gutiérrez es arqueólogo, buzo profesional científico y becario doctoral del Instituto de Diversidad y Evolución Austral – CONICET. Sus investigaciones tratan sobre los cambios tecnológicos en la navegación y el salvamento de restos náufragos en Puerto Madryn y la Península Valdés en el siglo XIX.