Robó y lo detuvieron a la cuadra. En la comisaría se quebró la pierna y cuando le dieron domiciliaria se fugó. Pero lo agarraron a los pocos metros. Ahora quedó con la pierna quebrada detenido en la comisaría.

Se trata de Mario “Marito” Suarez, detenido en prisión preventiva por robo agravado por el uso de arma luego de robar una panadería en el barrio Pujol 2 en junio de este año. Del local se llevaron dinero y panes pero en la esquina había policías.

Los delincuentes ingresaron al local armados y se llevaron una recaudación de 1700 pesos y panes. En la esquina habían dejado la moto para huir del lugar. Pero no alcanzaron a llegar. A pocos metros, en la intersección de las calles Chile y Leleque, había un móvil de la División de Investigaciones de la Policía que realizaba tareas en el lugar. Cuando vieron salir a los dos jóvenes corriendo de la panadería los detuvieron. Se trataba de “Marito” Suarez y Stefano Huayquilaf y en su poder tenían dos armas de fuego, una cartera de mujer, 1700 pesos y panes.

El caso de Suarez, estando detenido se quebró la pierna. Los fiscales sospechan que se autoinfringió la lesión a propósito para acceder al beneficio del arresto domiciliario, que fue otorgado por el juez Horacio Yanguela basado en los informes médicos.

Estando en su casa, la noche del viernes, la División de Investigaciones de la Policía lo observó en calles Trevelin y Gualjaina. Cuando lo fueron a identificar, salió corriendo. Pero fue detenido a las pocas cuadras.