Engañando con la salud

 

De acuerdo a estadísticas publicadas en los Anuarios de Estadísticas de Salud de los años 2015 la mortalidad infantil fue de 5,4 cada 1000 nacidos vivos Enlace: http://bit.ly/2gMcwl6y en el 2016 dicha tasa fue de 7,34 por mil. Enlace http://bit.ly/2vK2PKo .

 

 

Todos conocíamos esta tendencia, que estaba indicando, entre otros aspectos, que el funcionamiento de la salud pública estaba empeorando y por ello el gobierno, que no podía desconocer estos datos, estaba obligado a hacer las correcciones necesarias, sin embargo lejos de enfrentar esta situación el ministro de salud, salió a expresar públicamente en forma engañosa e imprudente, que la tasa de mortalidad infantil estaba disminuyendo.

 

Es llamativo que haya disfrazado esta importante tasa, cuyas variables (nacimientos y muertes) se encuentran asentados en los registros oficiales  y por lo tanto al ser inmodificables hace imposible que se puedan falsear sin que luego sean descubiertos.

 

No sirven las declaraciones  grandilocuentes, la clave para disminuir la mortalidad infantil  hay que buscarla en la equidad de acceso a los servicios de salud y que se aceleren las políticas públicas tendientes a proteger a la niñez desde la concepción.

 

Dr. Fernando Urbano. Médico sanitarista. Presidente Fundación FUSSO.