Eliceche: “A Das Neves lo puede su soberbia”


El ministro de Coordinación de Gabinete se refirió a las declaraciones del ex gobernador y precandidato a diputado, Mario Das Neves. “Su relato está lleno de omisiones e inexactitudes”, señaló, al tiempo que recordó “la muy difícil situación política en que dejó la provincia”.

El ministro de Coordinación de Gabinete, Carlos Eliceche, consultado sobre las declaraciones de Mario Das Neves sobre la actualidad política, señaló que “para posicionarse como candidato utiliza un relato que está lleno de omisiones e inexactitudes, pero fundamentalmente de soberbia y falta de grandeza”.

“En vez de apostar al fracaso debería sumarse a las soluciones y ser constructivo con este gobierno que supo volver a unir a los chubutenses y evitar que se pusiera en riesgo la gobernabilidad”, agregó.

Asimismo, Eliceche manifestó que “en lugar de criticar a Buzzi debería agradecerle la valiente decisión que tomó de convocar a la unidad de todo el justicialismo y sacar a la provincia de la muy difícil situación política que él mismo creó al fomentar el enfrentamiento de Chubut con la Nación como parte de su fallida candidatura a Presidente y después a Vicepresidente junto a Duhalde. Pero está claro que de eso no habla porque no le conviene”.

Eliceche consideró que “en política, como sucede en otros órdenes de la vida, no se puede actuar sobre la base del rencor y mucho menos del odio. Tampoco –agregó- a partir del desagradecimiento para con quienes, como sucedió con Néstor Kirchner y con Cristina Fernández de Kirchner, en momentos muy difíciles para la provincia, le dieron un fuerte apoyo para que pudiera llevar adelante un primer gobierno que todo el mundo reconoce como exitoso. Digo el primer gobierno, porque ya el segundo, alejado del proyecto nacional, ya no fue lo mismo, como la propia gente reconoce”.

“¿Por qué digo que le falta grandeza?”, se preguntó Eliceche. “Porque omite que detrás del éxito de su primer gobierno había una política nacional que hizo posible la recuperación del país y, además, un Presidente como Néstor Kirchner que permanentemente se ocupó de brindar todo el apoyo necesario para que Chubut se recuperara de la peor crisis de su historia, por eso digo que la historia hay que contarla completa”, continuó.

El funcionario recordó que “muchos de nosotros, yo diría la mayoría de la dirigencia que hoy tiene responsabilidades en la provincia y en la nación, fuimos en su momento compañeros de ruta del ex gobernador, y no es casual que en distintos momentos todos nos hayamos alejado. Por qué fue así –continuó- Porque el llamado Modelo Chubut terminó siendo el nombre que se le puso al proyecto personal de Das Neves y su obsesión caprichosa por ser Presidente, lo cual lo llevó al gravísimo error de enfrentar a la Provincia con la Nación y a renegar del proyecto nacional que lo tuvo como uno de sus principales beneficiarios”.

“Siempre digo que en vez de criticar a Buzzi y jugar al fracaso, Das Neves, si tuviera algo de grandeza, debería agradecerle al actual gobernador su decisión de superar las divisiones y propiciar la unidad de todo el justicialismo. Porque esa decisión valiente fue la que creó las condiciones para evitar que la gobernabilidad de Chubut se pusiera en riesgo y, además, permitió el reencuentro de la provincia con la Nación. Si tuviera capacidad de autocrítica no podría sino reconocer este importante hecho que marca un antes y un después en la vida política de la provincia, y que en mi caso me decidió a sumarme activamente al gobierno para trabajar juntos por el presente y el futuro de los chubutenses”, consideró Eliceche.

Finalmente, señaló que “la historia hay que contarla completa y, además, hay que decir que fueron los propios chubutenses los que le pusimos límites a las ambiciones personales y caprichos políticos del ex gobernador, a su estilo soberbio y personalista, cuando apostó junto con Duhalde al fracaso del gobierno nacional. Tendría que ser un poco más humilde y preguntarse por qué la inmensa mayoría de los chubutenses no lo acompañaron como candidato a Vicepresidente, cuando su nombre y apellido estaba en las boletas y sin embargo perdió la elección por paliza”.