A partir de la creación del Registro Provincial de empleo, el diputado provincial José María Grazzini busca “priorizar a los trabajadores residentes en territorio provincial, sobre todo en estos en que la crisis por puestos de trabajo, producto de las políticas nacionales, amenaza a los chubutenses”.

La misión del registro propuesto por el diputado es convertirse en “una herramienta no sólo para conseguir un efectivo cumplimiento de las leyes de trabajo, sino también para establecer medidas de vigilancia y control, practicar investigaciones y conformar un banco de datos con el cual se pueda monitorear, por ejemplo, estadísticas relacionadas con el registro de información vinculadas al trabajo, régimen ocupacional, salarial y registro de mano de obra”.

El proyecto plantea “registrar la mano de obra que sea contratada en toda la provincia, y establecer un mecanismo que impulse la incorporación de trabajadores residentes con más de cinco años en Chubut”, explicó el diputado por el Partido Justicialista-Frente para la Victoria, actualmente a cargo de la Presidencia de la Legislatura.

“La defensa de los trabajadores locales, ya sea que hayan nacido aquí o que hayan elegido ser chubutenses, debe ser primordial. Debemos proteger lo local, tanto en materia laboral como en lo comercial y productivo”, marco en el cual Grazzini planteó que “los empleadores alcanzados por esta Ley, que no son todos, ya que hasta los domésticos quedan exceptuados, por ejemplo, deberán abonar una tasa mensual al Registro equivalente al cinco por ciento (5%) de la retribución bruta mensual y sumas no remunerativas, por cada empleado en relación de dependencia”

También quedan fuera del alcance del pago de la tasa el personal declarado a la entrada de vigencia de la ley, el personal con especialidades de comprobada escasez en la provincia y el personal nacido en la provincia o que tengan cinco años de residencia, excepción que, según Grazzini, apunta “a la consolidación del empleo de los chubutenses existente al momento de la implementación de esta norma y a fomentar decididamente la contratación de mano de obra local en todos los sectores de la economía provincial, para lo cual se involucra de manera directa al Estado con sus habitantes y fomenta la pertenencia territorial del sector privado”.