olivares5

“Un proyecto familiar que se afianza año a año, con procesos de producción enteramente naturales y un resultado de excelente calidad”, enfatizó el Intendente. Se trata del aceite oliva extra virgen más austral del mundo. Das Neves y Sastre resaltaron, además, el perfil social del emprendimiento en el que participan un grupo de jóvenes de la Fundación Reto a la Vida, que se recuperan de adicciones

olivares

El Gobernador Mario Das Neves y el Intendente Ricardo Sastre, junto a miembros de los gabinetes provincial y municipal, recorrieron la finca “Los Olivares”, ubicada en el Parque Ecológico El Doradillo, abocada la elaboración del aceite de oliva extra virgen más austral del mundo.

“La verdad es que hay tareas que a veces no se conocen como se debería. Este proyecto nos llena de orgullo. Se trata de un vecino de la ciudad con un emprendimiento notable, al cual hay que apoyar desde lo técnico con los equipos de Producción de la Provincia, mediante el Ministro correspondiente, los Secretarios y Subsecretarios. Estamos hablando de un proyecto que si bien ha avanzado muchísimo, precisa de algunas cuestiones técnicas para dar el despegue necesario, y allí estará presente el Estado”, dijo Das Neves.

“Es un proyecto familiar que se afianza año a año, con procesos de producción enteramente naturales y un resultado de excelente calidad. Además, es un aporte a la oferta gastronómica local y al perfil turístico de la ciudad. Es un ejemplo de las valiosas e innovadoras propuestas que tenemos en Puerto Madryn”, resaltó Ricardo Sastre.

 

olivares3PERFIL SOCIAL

Asimismo, tanto el Gobernador Das Neves como el Intendente Sastre, destacaron el perfil social del emprendimiento, ya que un grupo de jóvenes de la Fundación Reto, dedicada a la rehabilitación de personas con problemas de adicción, aprenden y practican allí los distintos ciclos de la producción.

El Gobernador y el Intendente, junto a integrantes de sus respectivos gabinetes, estuvieron hoy en el Establecimiento «Los Olivares», situado en la Quinta 16 del Parque Ecológico El Doradillo, donde se lleva adelante la producción de aceite de oliva extra virgen, cuyo inicio fue en 2010 y que fue consolidándose gracias a la tenacidad y el esfuerzo de Jorge Ranea y su familia, su esposa, sus tres hijos y su nieta. Según recordó el emprendedor, cada etapa trajo nuevos aprendizajes y, por lo tanto, la posibilidad de seguir creciendo, “se trata de un proyecto alternativo posible, hay que apostar porque se puede”, enfatizó.

 

olivares2ACEITE “KETRAWE”

Actualmente, son aproximadamente 7000 los ejemplares plantados distribuidos en 5 hectáreas además de diversos tipos de frutales como cerezos, nogales y almendros. De acuerdo al detalle brindado por Ranea, la semana próxima finalizará la cosecha de 4000 mil kilogramos de frutos, que serán la materia prima para el producto final de este emprendimiento con sello madrynense.

En relación con esto, añadió que el aceite, cuya producción es la más austral del mundo, lleva el nombre “Ketrawe”, que significa tierra cultivable en lengua mapuche. Luego, agregó que si, por su calidad, se conoce en otros sectores del país, sería muy importante, aunque “lo más lindo que le puede pasar a un productor es que se consuma dentro de su comunidad, en su provincia”, expresó Jorge Ranea.

 

olivares4“APRENDER UN OFICIO”

Sin dudas es un aspecto relevante la arista social del emprendimiento, ya que asisten allí un grupo de jóvenes que participan en la Fundación Reto a la Vida, un espacio que trabaja en la rehabilitación gratuita de jóvenes con problemas de adicción y un programa de acciones basadas en la religión. En el Establecimiento Los Olivares, acompañados por un coordinador, se familiarizan con las distintas fases de la producción de aceite, conocen sus características y experimentan, por ejemplo, la cosecha de aceitunas.

“Esto es magnífico. Este hombre (por Ranea) no solo fabrica el aceite de oliva más austral del mundo, sino que además lleva adelante el proyecto familiar dándole trabajo a jóvenes que se recuperan de diversas adicciones. Es un proyecto social de un valor incalculable, el cual el Estado debe agradecer por semejante tarea, y apoyar en forma constante para su despegue definitivo” dijo Das Neves.

“La posibilidad de que estos jóvenes puedan aprender un oficio durante el proceso de recuperación son iniciativas para destacar, de esto hablamos cuando referimos a apostar a las nuevas generaciones, al compromiso que la comunidad debe tener en esta temática así como a la generación de vínculos que promueven el bienestar integral entre las organizaciones sociales, que tanto hacen por la ciudad, los emprendedores locales o los privados y el Estado”, dijo Ricardo Sastre.