Consumo contactless ¿de qué se trata esta nueva tendencia?


Los consumidores ya no son los mismos y los locales deben adaptarse a esta nueva realidad ¿qué es lo que se viene? 
Esta cuarentena, además del impacto económico y de salud, está generando una nueva forma de consumo y un relacionamiento diferente del consumidor con sus marcas favoritas.
En un contexto sin precedentes hay que reinventarse para adecuarse a esta realidad y comprender que para captar clientes tendremos que ofrecerles algo de más valor que antes. Ahora bien, ¿qué buscarán los nuevos consumidores?
El consumo contactless es una forma de compra que prioriza la compra segura, cómoda y rápida, utilizando la tecnología como principal aliado. Para que esta experiencia funcione debemos revisar todo el proceso del e-commerce, desde el packaging, el store pick up o las devoluciones, para hacerlas más “social distancing friendly”. Los nuevos servicios ofrecidos al cliente como “probate en casa” en el caso de indumentaria, o un checkout rápido y sin interactuar con nadie, ya ocupan un lugar destacado en la estrategia de varias marcas europeas.
Además, en esta tendencia de consumo debemos ser capaces de comunicarnos, vender y fidelizar a nuestros clientes a través de todos los canales de venta, teniendo en cuenta que una interacción que se inició en una vía pueda continuar en otra diferente sin perder su calidad. Es clave ofrecer nuestros productos por la mayor cantidad de vías posibles para que nuestros consumidores elijan a través de qué canal se sienten más cómodos para comprar.
Los locales son el punto clave para la generación de los ingresos. Incluso con el rápido crecimiento de las ventas on-line, la mayor parte de las ventas se realiza en las tiendas físicas. En ellas se produce la conexión entre la marca y los clientes. El punto de venta ya no procesa simplemente transacciones.
Ahora, para que aumenten las ventas se necesita que la experiencia sea relevante, eficiente e inspiradora.Las tiendas deberán identificarse como un lugar higiénico y seguro pero divertido, centrándose en la experiencia de compra y la promesa de valor que solo el personal de atención al público podrá aportar.
Existen incluso herramientas tecnológicas que permiten gestionar fácilmente el movimiento de los locales y los objetivos de los vendedores, aumentando la eficiencia, mejorando la toma de decisiones, la productividad y la experiencia de los clientes. “Los pequeños y medianos comerciantes buscarán diferenciarse.
La apuesta por la evolución tecnológica permitirá que el sector siga creciendo, poniendo el foco en las nuevas posibilidades digitales, haciendo uso de la analítica avanzada y de tecnologías como la Inteligencia Artificial para gestionar stocks y colecciones, segmentar a los clientes y conocer mejor su comportamiento y sugerir tácticas a los vendedores en tiempo real” explican especialistas de AnalyticAlways, empresa especializada en Retail recientemente llegada a la Argentina.Trabajar en la motivación y capacitación en ventas de nuestros equipos y asegurarles los protocolos de seguridad serán algunos de los eslabones principales que ayudarán a acelerar el proceso de recuperación.
Será especialmente importante transmitir la confianza de que cumplimos con todas las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades.Si antes nos gustaban los negocios con diseño, con buena atención al público, limpios y con música que acompañe el proceso de compra, ahora nos gustarán también aquellos donde se cuide el distanciamiento social, el uso de cubrebocas y guantes, y la desinfección de productos.
 Por un lado, los consumidores exigirán una mejor calidad en los productos para satisfacer un mayor rendimiento de uso en el tiempo y así garantizarle que su decisión de compra esté alineada con sus valores. Por el otro, la tecnología se terminará de asentar para mejorar la experiencia de un ritual de compra personalizado, analítico y efectivo. Es el momento de pensar, de cambiar y evolucionar trabajando puertas adentro.