Compró una notebook por Internet. Luego de enviar el dinero, le contestaron “gracias por la donación”

Un joven madrynense, luego observar en una página web una importante oferta

Un joven madrynense, luego observar en una página web una importante oferta en la venta de una notebook, se contactó con el vendedor vía mail. Tras coordinar la compra, giró el dinero a Salta. Cuando avisó por correo electrónico que había enviado el dinero, le respondieron “gracias por la donación”. Nunca le enviaron la notebook y denunció que lo estafaron en su buena fe.

MÁS DENUNCIAS SOBRE ESTAFAS EN LA JUSTICIA MADRYNENSE

Cada vez son más las denuncias que llegan a dependencias judiciales sobre estafas. La última se conoció cuando un vecino denunció que lo estafaron en la compra de una notebook por internet (ver aparte). Pero no es la única, conozcamos algunas de ellas.

Los casos, algunos con tono insólito, en las denuncias de estafas son innumerables, según reconocen las fuentes judiciales consultadas. La mayoría de estas denuncias se producen en la compra o venta de automóviles, en las compras por internet y, en menor medida, en estafas vía mensajes de texto. Desde la fiscalía indican que hay que tener en cuenta las diversas variantes que pueden tomar estas modalidades de estafa, para tener cuidado y no dejarse sorprender.

Entre los casos denunciados en la venta de vehículos, uno de los más curiosos ocurrió hace poco tiempo, cuando un hombre de 40 años denunció que tiempo atrás se contacto por Internet con una persona que decía llamarse “Gustavo Ramírez Vargas” para comprarle una camioneta Toyota Hilux 4×2, modelo 2004, que estaba ofertada en 14.800 pesos. Tras las consultas iniciales, el supuesto vendedor le dio su dirección en Londres, sobre la calle “68 Grosvenor Park Road”, y a los pocos días, el denunciante depositó por Wertern Union el monto acordado. También le envió el comprobante por e-mail. A las semanas, al observar que no recibía la camioneta ni tuvo más contactos con el supuesto vendedor, realizó la denuncia en la Fiscalía, afirmando ser victima de una estafa

A las pocas semanas, otra persona se reunió con presuntos vendedores en una estación de servicio en Puerto Madryn y pagó $ 15 mil por una Chevrolet S-10. Pero el vendedor y dos cómplices le dijeron que iban a buscar la documentación del vehículo y nunca regresaron. Después de varias horas lo llamaron por celular y le dijeron: “Ya te jodimos, no esperes más”. Concretamente, el hecho comenzó cuando la victima vio una importante oferta en la venta de una camioneta en los clasificados de un diario local, por lo cual se comunicó por teléfono con una persona que decía llamarse “Ernesto” y coordinó una reunión en la confitería de una estación de servicio ubicada sobre la avenida Gales. Una vez allí se encontró con tres personas, una de las cuales -supuestamente- era Ernesto. Tras pactar la venta del vehículo, les entregó 15.000 pesos en efectivo. Luego de esto, los sujetos se retiraron de la confitería en la camioneta con la promesa de ir a buscar la documentación del vehículo, pero nunca regresaron. A la semana, el hombre radicó la denuncia ante la fiscalía madrynense y brindó más detalles, afirmando que luego de esperar cerca de una hora a que los individuos regresaran, mientras tomaba otro café, recibió un llamado por teléfono del supuesto vendedor que le decía: “Ya te jodimos, no esperes más”. Al ser consultado el por qué de la demora ante realizar la diligencia procesal, manifestó que era porque “creía que era una broma”. Pero brindó un detalle, suponía que quienes lo estafaron eran gitanos, “por el modo de hablar y porque tenían dientes de oro”.

Otra denuncia de estafas en la venta de vehículos que asombra por su modus operandi se produjo el año pasado y la realizó un hombre que fue citado a una casa donde supuestamente le iban a comprar su auto, que había publicado en el diario. Tras contactarse telefónicamente, coordinó reunirse en el domicilio del supuesto comprador, donde arreglaron la transacción y allí le entregó los papeles –incluido los boletos de compra venta firmados – y la llave del auto. En ese momento, el vendedor le dijo que iba a contar la plata a otra pieza para pagarle el auto. Tras esperar cerca de 45 minutos y viendo que no regresaba, se fijó en el domicilio y el supuesto vendedor se había escapado por una ventana, llevándose también su vehículo. No se pudo volver a comunicar con él y después también descubrió que el domicilio donde se habían reunido era una casa de alquiler temporario y que el nombre que le habían dado era falso.

Una nueva denuncia ocurrió en Puerto Madryn hace pocas semanas cuando una pareja supuestamente de Tierra del Fuego le ofreció pagarle 20 mil pesos con un cheque por el auto que el denunciante vendía a 17 mil. Además le pidieron que depositara en una cuenta bancaria 2 mil pesos más asegurándole que le devolverían 4 mil. De acuerdo con la denuncia presentada ante el Ministerio Público Fiscal, el hombre de 35 años puso en venta su vehículo marca Chevrolet Corsa modelo 98 por un valor de diecisiete mil pesos. Pero un supuesto comprador junto a su mujer le ofrecieron adquirirlo con un cheque – del Banco de Tierra del Fuego y a nombre de otra persona – por la suma de veinte mil setecientos pesos, aunque le solicitaron que no lo deposite hasta dentro de varios días. La victima aceptó la oferta y le entregó el vehículo, junto con la documentación del mismo. Al día siguiente, el comprador lo llamó mientras supuestamente viajaba hacia Tierra del Fuego y le reclamó que el vehículo se le había roto durante el viaje, pidiéndole que le deposite dos mil pesos para arreglar los desperfectos porque se encontraba sin dinero. Pero le prometió que le iba a devolver los dos mil pesos y que además le iba a regalar dos mil pesos más. Ante esta nueva oferta, la victima hizo el depósito en una cuenta de Neuquén que le dio el comprador. Pero cuando la victima fue a cobrar el cheque por más de veinte mil pesos, en el banco le informaron que el cheque estaba denunciado como perdido o robado. Desde entonces, no pudo volver a comunicarse con el supuesto comprador –cuyo nombre sería falso- y tampoco le devolvieron el dinero que había depositado.

ESTAFAS VÍA SMS

Otra modalidad de intento de estafa se produce vía teléfono o mensaje de texto, cuando delincuentes buscan hacerle creer a la victima que ha sido acreedor a un premio, normalmente una fuerte cantidad de dinero, un vehículo o electrodomésticos y le dan poco tiempo para que cumpla con algunos requisitos, que usualmente son comprar tarjetas de teléfono prepagas y enviar la clave o cargarla a un numero de celular. Debe quedar claro que generalmente se trata de modalidades para intentar estafar a las personas abusando de su buena fe y generalmente se producen desde cárceles o penales.

A principios del año pasado, una vecina de Puerto Madryn recibió un mensaje por el que se le decía que había ganado un vehículo Toyota Corolla, y que para poder retirarlo debía darles los números de tarjetas de carga de crédito a celular, por un monto de 300 pesos. La mujer, si bien desconfió, finalmente llamó al número en cuestión, que respondía a la característica 0388 de Jujuy y realizó la carga, ante lo cual recibió un llamado en el que se le indicaba que al próximo día iban a inaugurar sus oficinas comerciales y allí le sería entregado el vehículo. Al concurrir la señora al lugar donde supuestamente estaban las oficinas, en la calle San Martín, se encontró que no había oficina alguna de esta empresa y al preguntar en los dos comercios que se encuentran en el lugar, se dio cuenta que había sido estafada.

Por su parte, a fines del año 2010, delincuentes también estafaron a un usuario de Puerto Madryn, haciéndole creer sobre supuestos premios ganados en un sorteo realizado por una empresa de telefonía celular, y le hicieron adquirir y enviar las claves de tarjetas telefónicas por un alto monto de dinero. Específicamente, vía mensajes de texto, le dijeron que había ganado un LCD de 42”. Pero además lo engañaron afirmándole que tenía que pagar los gastos de envíos por medio de tarjetas prepagas de telefonía celular y, con diversos argumentos, le hicieron abonar 1200 pesos. En un momento, y sospechando que podría tratarse de una estafa, llamó a la compañía de telefonía celular, donde le informaron que no había registros que hubiera ganado un LCD, y que en el caso de ganar algún premio, no hay gastos de envió. Por su parte, a los pocos minutos recibió un nuevo mensaje de texto donde los estafadores lo felicitaban, pero la victima llamó y les dijo que en la compañía le habían informado que no había ganado nada. Ante ello, el estafador empezó a reírse y le manifestó: “bueno, ya te cagamos, ahora dejate de joder”. Ante esta situación, el hombre denunció que lo habían estafado en 1200 pesos y que no le enviaron el televisor ni los premios prometidos.