CARTA ORGÁNICA : Con que autoridad se critica la jura o no ?

Mucho se ha escrito, y expresado sobre la decisión del Intendente Municipal, Carlos Eliceche, del vice intendente

Mucho se ha escrito, y expresado sobre  la decisión del Intendente Municipal,  Carlos  Eliceche, del vice intendente, Ricardo Lázaro y los concejales oficialista, a excepción de los que responden a sector interna del justicialismo que lidera Carlos Pascuariello, de no jurar la nueva Carta Orgánica que ha sido recientemente sancionada.

Y a lo mejor,  si estuviéramos hablando de los convencionales del año 1993 que fueron los que redactaron la primer Carta Orgánica, seguro que no habría debate sobre la conducta de los funcionarios y concejales antes citados. Todos coincidiríamos en condenar la actitud, pero….  no estamos hablando de aquellos convencionales

Si bien hay que recordar que estos convencionales  son legítimos porque  fueron electos  por el pueblo, luego esa legitimidad, pasadas las elecciones, quedo en eso y nada más.

Fueron ellos y particularmente los electos por el Partido Justícialas y el del PACh, los que echaron por tierra toda seriedad que debió tener la Convención

Es oportuno recordar que cuando debieron  comenzar a «trabajar», lo hicieron cuando se  les canto, haciendo caso omiso a los tiempos que la normas vigentes le otorgaban a los señores convencionales para comenzar con la labor para la que fueron electos. Porque tras un acuerdo implícito, entre justicialista y el convencional del PACH, Jorge Iriarte, permitieron que este, siga ejerciendo el cargo de Concejal, por ende seguir cobrando la dieta como tal, contradiciendo las normas, generando de esa manera la primera deslegitimación de la Convención.

Pasado el tiempo, y convocada la primera reunión, cuando a la mayoría se le canto,  concretada la misma, esos mismos bloques, no  tiene la mejor idea  que expulsar a la prensa del recinto, medida arcaica si la hay.

Y  bueno, transcurrida las sesiones, lo sabido, iniciativas coherentes e incoherentes, estas últimas fueron las mayoritarias, lo que demostró la total falta de idoneidad de quienes fueron electos como Convencionales

Por todo lo cual, creo que desde el inicio y por culpa, solo de ellos, todo lo que han hecho carece de seriedad, por lo que no tienen autoridad moral para cuestionar si se jura o no el mamarracho que han construido.

Por Gustavo Ariel Huentelaf