La judoca comodorense entrenará durante dos semanas en el Centro Nacional de Alto Rendimiento deportivo con las mejores exponentes del país. Es el quinto año consecutivo que participa del mismo.

La destacada judoca de Comodoro Rivadavia Antonella Smart, participará de un nuevo Campus Nacional de Entrenamiento cerrado, el cual  se llevará adelante desde el próximo lunes 18 de enero y hasta el 1 de febrero, en las instalaciones del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD) de Buenos Aires.

La joven deportista de tan solo 19 años, pero con un amplio recorrido a nivel nacional e internacional, ha sido convocada por quinto año consecutivo a este evento exclusivo, al cual llegará gracias al respaldo de Chubut Deportes que dispuso de los pasajes para que pueda viajar.

“Fue una sorpresa”

En diálogo con el área de prensa de Chubut Deportes, previo a su viaje a Capital Federal, Antonella contó que “son dos semanas en el CENARD, donde entrenaremos dos y tres turnos diarios. Para ir te tienen que convocar, yo pensé que no iba a estar porque era para las más grandes”.

Agregó en este sentido que “siempre es lindo estar convocada y saber que tenés la posibilidad de compartir entrenamientos con pares tan importantes como Paula Pareto y otras chicas mayores de mucha experiencia. Que me tengan en cuenta fue una sorpresa, porque al no haber torneos durante el 2020, no pude juntar puntos como para para poder estar. Los entrenadores seleccionaron pocas chicas y que me llamaran a mí, la verdad fue algo loco”.

No es la primera vez de Antonella en este evento. “Se hace todos los años entre enero y marzo. Por suerte desde hace cinco años pude estar presente en todos y para mí es algo muy importante”, valoró la deportista.  

Contó que en estos Campus “por lo general a la mañana es donde trabajamos todo ne-waza, que serían las palancas, estrangulaciones y nuevas técnicas. También se trabaja mucho la parte física. En el turno tarde ya son todas luchas. A veces se con torneos internos. También ha habido campus en los que hemos tenido charlas con psicólogos y nutricionistas, o con los mismos técnicos, explicándonos lo que es el alto rendimiento. La verdad son semanas muy productivas”.

“Dolió perder mi última Araucanía”

Respecto a cómo vivió el 2020 y de qué modo atravesó la situación de la pandemia relató que “el año pasado fui al mismo Campo en febrero y volví en marzo, justo antes de que comenzara la cuarentena. Después por la pandemia no hubo más torneos y esta situación me hizo perder mi último año de Araucanía. Apuntaba a ese torneo porque se iba a hacer en Chile, donde yo tengo familia e iba a ser la primera vez que me vieran competir representando a Chubut. De dolió mucho esa suspensión y me llevó a replantearme mucho el seguir en esto. Pensando en frío, luego  decidí seguir porque es lo que me gusta hacer y no bajaré los brazos”.

En cuanto al futuro, la judoca indicó que por ahora “no tengo un proyecto claro en cuanto a lo deportivo, porque no hay calendario de torneos confirmado. A medida que transcurran las cosas, voy a ir determinando mis objetivos. Ahora me enfocaré en este Campus que será muy importante”.

En el cierre, tuvo palabras de agradecimiento para con el ente deportivo provincial: “Siempre estuvieron a mi lado y atentos a mis necesidades. Mis participaciones con las selecciones EPADE y Araucanía son de las cosas más lindas de mi carrera deportiva  y eso se lo debo a Chubut Deportes, por eso siempre voy a estar agradecida”.