“Semillas por aquí y semillas por allá”, un trabajo de docentes, equipo de salud y vecinos

El trabajo conjunto entre salud, educación y vecinos, y la necesidad de intercambiar saberes para adquirir hábitos saludables, llevó a un grupo de personas del Centro de Salud Ramón Carrillo, a presentar en el marco del Programa Remediar + Redes el proyecto “Semillas por aquí y por allá”, siendo uno, de los nueve de la provincia del Chubut, que obtuvo financiamiento por un monto de 10 mil pesos.

El esfuerzo entre el equipo del Caps, docentes de la Escuela Nº 790, Jardín de Infantes 462, generó un despliegue de actividades tales como la creación de una huerta, charlas de alimentación saludable y de salud bucal para alumnos del nivel inicial y secundario; quienes decidieron abrir dentro de su escuela un kiosco saludable.

En ese marco días pasados, los chicos del jardín de infantes participaron de una charla  sobre el cuidado de los dientes, el que incluyó la proyección de un video, y que más tarde culminó con la entrega de un kit de cepillo, pasta dental y juegos didácticos.

Paralelamente, y mientras los niños disfrutaban de la película en el hall de ingreso, en el patio del Centro de Salud, un grupo de vecinos coordinados por la Luciana Coviaga, del programa Prohuerta, labraban la tierra para poder agregar a los ya sembrado, tomate, albahaca, menta, pimiento etc.´

“Trabajamos en la huerta con el objetivo de cosechar y de enseñar a los vecinos la importancia de contar con una huerta propia y a partir de ella acceder a una alimentación saludable”, dijo Coviaga y agregó que actualmente estamos en la etapa de preparación de la tierra, que por cierto es bastante dura porque hay mucha piedra, y es por ello que todos (vecinos, equipo de salud y alumnos) colaboramos en la creación de un compost que fue utilizado como abono”,

Entre las piedras se observan plantas de rabanito, zanahoria, acelga, lechuga y otras más pequeñas de sandía, zapallo e incluso quínoa. Pero también llama la atención la figura un espantapájaros bautizado “Chupetín”, que fue realizado y colocado por los niños de la Escuela de Nivel Inicial Nº 462, “en este espacios trabajamos aproximadamente quince personas, en su mayoría vecinos, y lo hacemos en dos turnos y los días miércoles y viernes, actividades que se complementaran, mas adelante, con una charla en la que nutricionistas enseñarán a cocinar lo cosechado

Kiosco Saludable

Hace pocos días, en la Escuela Nº 790, funciona por primera vez el Kiosco Saludable, organizado por los alumnos de 1º año Polimodal y los docentes Romina Steller, Demian Morasi y Gabriela Blasco; en este pequeño espacio que funciona en la cocina del establecimiento, se venden cereales, frutas de estación, yogures enteros y descremados etc.

Las estudiantes Julieta Sandoval y María Luz Fiscina, comentaron previo a la instalación del kiosco, participaron de charlas sobre alimentación saludable brindada por nutricionistas y médicos del Caps. También destacaron que el kiosco funciona en todos los recreos e incluso los días sábados por la mañana, en los horarios donde se dictan clases de apoyo; y lo que más se vende son los cereales. “Para comenzar con este emprendimiento, tuvimos un aporte económico de 200 pesos realizado desde el Proyecto y a partir de allí todo lo que se recauda es para reponer los alimentos”.

Por último, comentaron que actualmente lanzaron un concurso escolar para que el kiosco tenga su propio logo, y anhelaron que éste tipo de acciones se propague a otros escuelas de la ciudad.