“Aprecio por el $” : Incontrolable suba de precios en los alimentos

La denominada canasta familiar ha sufrido un incremento que consideramos totalmente descontrolable

La denominada canasta familiar ha sufrido un incremento que consideramos totalmente descontrolable, ejerciendo una fuerte influencia sobre muchas familias de nuestra ciudad. En Puerto Madryn la mal denominada clase media ya tiende a desaparecer, a esta altura del año, se encuentran por debajo de este mínimo de subsistencia que permite solamente cubrir las necesidades alimentarias básicas. Un gran porcentaje de estas familias  no está en condiciones de satisfacer sus necesidades materiales básicas en forma satisfactoria. Si a ello le agregamos las familias que deben pagar alquileres sobredimensionados, el porcentaje se incrementa considerablemente, sometiendo a las mismas a una vida exclusivamente de subsistencia.

Basta nada más concurrir a los supermercados y observar todos los días un incremento permanente, sin control alguno, dejando totalmente desprotegido al consumidor ya que cuando desde este medio se intento averiguar o preguntar sobre el control de precios del estado o el valor real de la canasta familiar, no tuvimos respuestas.

Según datos recavados en distintos comercios el incremento para el mes de diciembre superará ampliamente un 40% más que en noviembre y en algunos supermercados ya existe escasez de productos, azúcar por ejemplo,  siendo que en realidad las grandes cadenas de supermercados guardan y esperan, una mezquina forma de cubrirse ante la inflación.

En esta etapa electoral los candidatos se notan preocupados por las encuestas, de quien esta con quien, de quien esta mejor posicionado en los medios etc. pero seguramente el pueblo esta más preocupado por llegar a fin de mes que a quienes van a votar en las elecciones de marzo del 2011.

Es triste ver como todos los años  para esta época  todos se preparan para sobre facturar sus mercaderías para el consumo masivo. Esta vez sería bueno y no quiero caer en frases hechas o sentimentalismos baratos, que mostremos un poco de madurez y no convirtamos el centro o el supermercado en un hormiguero en el que vamos consumiendo todo a su paso y reflexionemos que en muchos casos esta en nuestras decisiones como consumidores de no comprar donde nos roban con la sobre facturación, es sencillo al no consumo, o tiran la mercadería o la rebajan para poder vender.

Seguramente llegará el tiempo de las fiestas y continuaremos con la errónea concepción de la navidad, esa que instantáneamente nos traslada a un lugar místico, en donde nos olvidamos de los problemas y necesidades que padecemos….

Alberto Muñoz